07 dic 2018 Publicado en: Mundo Ecología Noticias
Agricultura Climáticamente Inteligente - Anuncios claros : REDUCIR el consumo de CARNE y LÁCTEOS



La agricultura climáticamente inteligente (CSA, por sus siglas en inglés) es un enfoque que ayuda a transformar y reorientar los sistemas agrícolas para garantizar la seguridad alimentaria y apoyar el desarrollo rural en el contexto de un clima cambiante. Este enfoque se centra en los agricultores, los pescadores o los pastores. Por definición, la CSA persigue tres objetivos: aumentar de forma sostenible la productividad agrícola y mejorar los ingresos de los agricultores; aumentar la resiliencia de los agricultores al cambio climático y ayudarlos a encontrar maneras de adaptarse; y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

El sector de la agricultura es uno de los mayores emisores de gases de efecto invernadero, pero también es uno de los más importantes aliados del clima. El sector agrícola puede desempeñar un papel importante en la mitigación del clima al reducir las emisiones y evitar una mayor pérdida de carbono almacenado en los bosques y el suelo. Mantener los suelos y los bosques saludables también ayuda a combatir el cambio climático, ya que ambos actúan como “sumideros” que almacenan el carbono. Por último, reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos y abogar por mejores patrones de consumo de alimentos son otros esfuerzos importantes que se pueden hacer dentro de la esfera de influencia de la agricultura.

¿Qué produce más emisiones de gases causantes del efecto invernadero, criar vacas o conducir automóviles? La respuesta puede suponer una sorpresa para muchos:

Según un reciente informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el sector ganadero genera más gases de efecto invernadero –el 18 por ciento, medidos en su equivalente en dióxido de carbono (CO2)- que el sector del transporte. También es una de las principales causas de la degradación del suelo y de los recursos hídricos.

“El ganado es uno de los principales responsables de los graves problemas medioambientales de hoy en día. Se requiere una acción urgente para hacer frente a esta situación”, asegura Henning Steinfeld, Jefe de la Subdirección de Información Ganadera y de Análisis y Política del Sector de la FAO, y uno de los autores del estudio.

Como señal de prosperidad, cada año la humanidad consume más carne y productos lácteos. Está previsto que la producción mundial de carne se duplique desde los 229 millones de toneladas en 1999/2001 a 465 millones de toneladas en 2050, al tiempo que la producción lechera se incrementará en ese período de 580 a 1 043 millones de toneladas.

La actividad ganadera figura entre los sectores más perjudiciales para los cada día más escasos recursos hídricos, contribuyendo entre otros aspectos a la contaminación del agua, la eutrofización (proliferación de biomasa vegetal debido a la excesiva presencia de nutrientes, ndr) y la destrucción de los arrecifes de coral. Los principales agentes contaminantes son los desechos animales, los antibióticos y las hormonas, los productos químicos utilizados para teñir las pieles, los fertilizantes y pesticidas que se usan para fumigar los cultivos forrajeros.

El sobrepastoreo afecta al ciclo del agua, e impide que se renueven los recursos hídricos tanto de superficie como subterráneos. La producción de forraje obliga a desviar importantes cantidades de agua.

Se considera que la ganadería es la principal fuente terrestre de contaminación de fósforo y nitrógeno en el Mar del Sur de China, contribuyendo a la pérdida de biodiversidad en los ecosistemas marinos.

La presencia de ganado en grandes extensiones de tierra y la demanda de cultivos forrajeros también contribuyen a la pérdida de biodiversidad. En la lista de 24 tipos de ecosistemas importantes, los estudios indican que hay 15 que se encuentran amenazados por esta causa.

El gas METANO producto del ciclo digestivo del ganado y otro animales, es 86 veces  más nocivo que el dióxido de carbono de los vehículos. El ganado  es el actor principal del calentamiento global, ha dicho la ONU, y la destrucción de los recursos naturales necesarios para su desarrollo y degradación medio ambiental que destruye el planeta. 

Cuando lees tanta información que parece se guardó en un cajón, que sentís? El cambio lo ves posible? te sentís parte de él? lo ves lejano? 

Se ve un tanto lejano, sin embargo es muy importante que  por fin comenzó la publicación a través de Organizaciones que sabemos actúan a favor del cuidado medio ambiental pero evitaron informarnos  de una realidad de suma importancia si hablamos de Cambio Climático : la la Actividad Ganadera. Importantes organizaciones mundiales , el impacto que padece nuestra Tierra puede cambiar, debemos asumir que cada uno de nosotros comienza con el cambio, tomar acción considerando que toda decisión responsable y respetuosa con nuestro medio ambiente vale la pena. 

Es un punto de partida,  considerá que tu intervención en pequeñas decisiones es parte de otra gran cantidad de personas que hoy tomaron la misma decisión que tú, por ejemplo  HOY NO ACEPTO EL SORBITO o LA PAJITA. Y si la única acción fuera la tuya, pensá que quizás le salvaste la vida a una tortuga marina u otras especies.  

Comencemos por cada uno de nosotros, la alimentación es una de las herramientas más inmediata y potente para actuar a nivel personal contra el #CambioClimatico Tenemos nuestra palabra clave : REDUCÍ

Y es posible ampliar nuestro impacto si lo aplicamos en nuestros hábitos, tenemos mucho para reducir, claro que sí!

EcoShop

Publicar comentario