Aloe vera - Remedios caseros

Aloe vera

Aloe vera o sábila, una planta muy conocida, ampliamente utilizada debido a sus propiedades medicinales, que han sido conocidas y aprovechadas por culturas antiguas. En este blog, nos vamos a centrar en los beneficios de la sábila para el cabello y la piel 

La sábila es una planta que se utiliza en la elaboración de multitud de productos para la higiene, la cosmética y para el consumo interno debido a que el aloe vera tiene propiedades diversas que vamos ampliar porque hay que tomar precauciones para su preparación casera. 

Aloe vera para el pelo

Sabías que podes usar el aloe vera como suavizante o acondicionador para el pelo? Utilízalo después de tu champú como harías con tu acondicionador normal. Es especialmente interesante para reducir el pelo encrespado y el frizz. La sábila posee componentes similares a la queratina de nuestro cabello que ayudan a repararlo, a que sea más flexible y esté más sano. Usalo como suavizante en tu pelo siempre que lo desees.

Pero además si tenes caspa o cuero cabelludo graso esto te  puede interesar. Usa la pulpa de aloe para la caspa, sólo tenes que dejar actuar el gel de sábila durante 5 minutos y después aclarar bien con agua tibia. Hacelo una vez que te lavaste el cabello como haces normalmente y después enjuagarlo bien, al final, aplicas el aloe. Se puede utilizar una o dos veces por semana y aprovechar así el efecto anticaspa de la sábila o aloe.

Otro remedio natural y efectivo de esta planta medicinal es para cuero cabelludo graso. La pulpa de sábila tiene la cualidad de equilibrar el ph de la piel y repararla mediante la regeneración de sus células. Aplica el aloe de la misma manera que en el caso de la caspa y 1 a 2 veces por semana es suficiente para ir notando la mejoría.

Entre los componentes de la sábila se encuentran los enzimas proteolíticas que eliminan las células muertas que obstruyen los folículos pilosos y dificultan el correcto crecimiento del pelo. Por eso el aloe vera no sólo puede ayudarte a conseguir un cuero cabelludo más sano sino que además para prevenir la caída del cabello y estimular su crecimiento. Se aplica igual que en los casos anteriores.

Aloe vera para la piel

Podemos utilizar esta maravillosa planta medicinal de muchas maneras para lograr una piel sana y hermosa: como exfoliante, regenerante, antiarrugas, hidratante, refrescante, nutritiva, cicatrizante Por eso te recomiendo hacer máscara de aloe vera como rutina para el cuidado de tu piel. Simplemente aplica sobre el rostro y cuello, déjala actuar durante 20 minutos y luego la retiras  con agua.

- Acné o piel grasa

Podes ayudar a su  equilibrio con aloe vera. Mezcla 100 ml de pulpa batida de sábila con una cucharada de miel. Cuando ves una mezcla más o menos homogénea aplicala en la zona con el acné o la piel grasa y déjala actuar durante 20 minutos. Después la retiramos delicadamente con la ayuda de agua tibia y secamos dando pequeños golpecitos con una toalla. El aloe vera para acné y piel grasa es un remedio natural fácil de poner en práctica y te recomiendo utilizarlo  dos a tres veces por semana.

- Piel seca 

La sábila también es la solución. Batí 100 ml de pulpa de aloe vera y añadí 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra (si no tienes puedes usar aceite de almendras dulces también) y una cucharada de aceite de palta o aguacate. Aplicas esta mezcla una vez al día sobre las zonas afectadas por la sequedad y deshidratación. Vas a notar que en muy poco tiempo mejora notablemente.. La planta del aloe vera para piel seca es muy útil y efectiva, en conjunto con los  ingredientes potencia sus propiedades.

- Limpieza profunda de la piel

Vamos a preparar un exfoliante casero para cuerpo y cara con Aloe vera. Un poco de pulpa de aloe vera, batí con una batidora de mano y añadí bicarbonato o azúcar (con una cucharada por 150 ml de aloe es suficiente). Aplicas esta mezcla realizando movimientos suaves y circulares sobre la piel. Después retiras con agua y vas a notar que la piel queda más luminosa y muy suave. Es muy útil para la cara pero también  cuello, rodillas y planta de los pies.

Exfoliar siempre es recomendable antes de aplicar aceites o cremas porque favorece su absorción y su efecto sobre la piel,  el punto es que al exfoliar eliminamos de la piel células muertas, impurezas, restos de maquillaje o de otros productos. Entonces la piel limpia está en el momento perfecto para recibir : hidratantes - aceites - cremas  y también algunos ácidos para peeling.

- Piel sensible

El Aloe vera puede ser tu aliado. Batí un poco de pulpa de aloe, unos 50 ml y añadí una cucharada de aceite de argán o aceite de rosa mosqueta. Mezcla bien los dos ingredientes y aplica sobre las zonas a tratar dando un masaje hasta que absorba.  La sábila o aloe vera para piel sensible es un remedio natural y casero que te puede venir muy bien. Podes usarlo a diario después de la ducha.

Planta medicinal 

Como primera opción te recomiendo que tengas tu propia planta de Aloe vera o plantas de Aloe vera a partir de la cual obtener el gel y poder utilizarlo en tus preparaciones caseras. Mira cómo  cultivar aloe vera  Como segunda opción podemos recurrir a productos ya elaborados, pero eso sí, fíjate que provengan de agricultura ecológica y en el porcentaje que tienen de aloe vera.

La parte de la sábila que se utiliza por sus propiedades medicinales es la pulpa. Esta pulpa se obtiene cortando una de sus hojas, abriendo la hoja longitudinalmente con un cuchillo y sacando la pulpa con una cuchara o similar. Después se lava para eliminar los posibles restos de aloína, una sustancia de color amarillenta o anaranjada que puede contener la planta del aloe y que podría resultar irritante a algunas personas.

Publicar comentario