31 may 2018 Publicado en: Mundo Ecología Productos
Bicarbonato de Sodio: Usos para el Hogar, Belleza y Salud

Qué es el bicarbonato de sodio?

Es un compuesto sólido cristalino de color blanco soluble en agua, con un ligero sabor alcalino parecido al del carbonato de sodio (aunque menos fuerte y más salado), de fórmula NaHCO3. Se puede encontrar como mineral en la naturaleza o se puede producir artificialmente.

Debido a la capacidad del bicarbonato de sodio de liberar dióxido de carbono se usa junto con compuestos acídicos como aditivo leudante en panadería y en la producción de gaseosas.

El bicarbonato de sodio se usa principalmente en la repostería, donde reacciona con otros componentes para liberar CO2, que ayuda a la masa a elevarse, dándole sabor y volumen. Los compuestos ácidos que inducen esta reacción incluyen bitartrato de potasio (también conocido como cremor tártaro), zumo de limón, yogurt y ácido acético.

En el ámbito médico, es usado en el tratamiento de hiperacidez gástrica, acidosis metabólica, y como alcalinizante urinario. También es posible usarlo en caso de quemaduras por ácidos, ya que los neutraliza por su carácter alcalino.

Recetas caseras muy fáciles de realizar y sumamente económicas!

– Quita manchas de aceite y grasa. Esparce bicarbonato de sodio sobre el lugar y frota con un cepillo mojado. 

– Desinfecta y blanquea diversas superficies –desde una tina de baño, azulejos, baldosas o cocina–. En una esponja húmeda, espolvorea bicarbonato de sodio y frota como regularmente lo haces. A continuación deja reposar cinco minutos, enjuaga bien y seca. 

– Limpia los pisos. Elimina la suciedad sin dejar rayones con u 1/2 taza de bicarbonato de sodio en una cubeta de agua tibia. 

– Deja la ropa, peluches y alfombras como nuevos –sin manchas ni malos olores–. Para la ropa, agrega 1/2 taza de bicarbonato de sodio al jabón líquido; para los peluches, espolvorea con bicarbonato de sodio y deja reposar durante 15 minutos, retira el bicarbonato con un cepillo y listo; y para las alfombras, espolvorea toda la superficie y deja reposar durante la noche, luego barre la mayor cantidad y aspira el resto. 

– Quita los malos olores a los zapatos. Espolvorea una o dos cucharadas en los zapatos mientras no los uses; remueve el bicarbonato cuando vayas a usarlos. 

Para la salud:

– Es exfoliante para rostro y cuerpo. Sólo necesitas mezclar 3/4 de bicarbonato de sodio y 1/4 de agua. Frota suavemente sobre el rostro o el cuerpo con movimientos circulares y luego enjuaga. 

– Es desodorante natural. Con una pizca de bicarbonato de sodio y unas gotas de agua. Aplícalo directamente en las axilas. 

– Reduce la sensación de cansancio en los pies. Sumerge tus pies en un recipiente con agua tibia y tres cucharadas de bicarbonato de sodio. Frota y deja reposar durante unos minutos. Agrega unas gotas de aceite esencial de lavanda. 

– Desintoxicante. En un baño, añade 1/2 taza de bicarbonato de sodio a la tina. Esto neutralizará los ácidos de la piel, aliviando dolores, comezones y toxinas. Agrega 1/2 taza de vinagre para que la piel quede más suave. Además, la mezcla limpiará la tina. 

– Remueve astillas. En un vaso pequeño con agua, añade una cucharada de bicarbonato de sodio. Sumerge la zona con la astilla durante varios minutos, dos veces al día. 

– Suaviza la piel de las manos. Mezcla 3/4 de bicarbonato de sodio y 1/4 de agua. Aplica la pasta en tus manos y luego enjuaga. 

– Como antiséptico para tratar pequeñas úlceras bucales y dolores leves de garganta haciendo enjuagues bucales o gárgaras.

- Quita los residuos que dejan los diversos productos que utilizamos para el Cabello. Tomá un  poquito de bicarbonato de sodio, lo ideal es hacerlo en la ducha, con el pelo húmedo distribuí por el cuero cabelludo con masajes circulares. Luego enjuagá y realizá el lavado que habitual.

Probá, es económico y vas a comprobar cómo rinde!


Publicar comentario