02 feb 2019 Publicado en: Calentamiento Global Reciclaje
Conocer la generación de nuestros Residuos es el camino para REDUCIR - REUSAR - RECICLAR

Cada día se generan aproximadamente 1.200 toneladas (1.200.000 kg) de residuos en los hogares de Montevideo. Esto significa que cada habitante desecha aproximadamente un kilo de residuos por día. Esta cifra tiene una tendencia de aumento desde 1992, en parte por el modelo de consumo de la sociedad, que propicia el cambio cada vez más rápido de los objetos. Esto conlleva también un aumento del uso de embalajes y paquetes de plástico, papel y cartón, entre otros. 

Cuando los residuos no se gestionan de manera adecuada, se contaminan el suelo, el agua y la atmósfera. Esto significa que todos los seres vivos que habitamos la ciudad, el campo, los océanos, mares, ríos y arroyos nos vemos perjudicados cuando no hay un tratamiento correcto de los residuos, y esta realidad puede impactar aún más en las próximas generaciones. Por este motivo, lograr una gestión adecuada de los residuos es un objetivo clave para el desarrollo sostenible. La ciudad de Montevideo presenta además un desafío extra: el carácter extendido de su territorio y la baja densidad de población exigen mayor esfuerzo general para brindar los servicios de recolección y disposición de los desechos. 

¿Quiénes son responsables de la correcta gestión de residuos? Todos los actores que intervienen en la ciudad. La Intendencia debe garantizar el buen funcionamiento del servicio de recolección y limpieza. Por otro lado las industrias, comercios y empresas deben cumplir la normativa vinculada a la gestión de sus residuos, así como vecinas y vecinos deben clasificar los generados en sus domicilios. Cada uno de nosotros es responsable de manejarlos como corresponde.

¿QUÉ SON LOS RESIDUOS? Definimos residuo a cualquier sustancia, objeto o material, del cual su poseedor o poseedora se desprenda, tenga la intención o la obligación de hacerlo, independientemente de su valor.

RESIDUOS  DOMICILIARIOS 

Son los que generamos en nuestros hogares como producto de las actividades que hacemos cada día: cocinar, limpiar, entre otros. La Junta Departamental los define como aquellos residuos sólidos generados en las actividades domésticas y cotidianas que se producen en casa habitación, incluyendo el producido del barrido de la vereda. En los hogares también se generan residuos especiales, categoría que incluye pilas, baterías de teléfonos celulares, chatarra eléctrica y electrónica, neumáticos, medicamentos, entre otros. Estos residuos deben gestionarse con especial cuidado ya que en algunos casos contienen elementos peligrosos para la salud o el ambiente.

RESIDUOS NO DOMICILIARIOS

Como su nombre lo indica, son los que se generan fuera del hogar. Aunque tal vez no tengamos un contacto diario con ellos, es importante conocer su definición y saber que se deben gestionar de manera diferente a los que producimos en el hogar. Esta categoría incluye a los que se generan en actividades industriales, comerciales, de prestación de servicios, productivas, educativas, culturales, sociales, sindicales, religiosas, sanitarias, institucionales y de organismos públicos y privados de cualquier índole. También refiere a los generados por las obras de construcción civil y en actividades de jardinería y poda. Los comercios, instituciones y otros generadores de residuos no domiciliarios deben tener un sistema de gestión propio. Esto implica que no utilicen los contenedores de la vía pública ni los dejen en la calle. Si constatás algún caso de este tipo, podés denunciarlo durante las 24 horas llamando al 2901 0006.


La norma distingue los residuos en tres grandes categorías: mezclados, reciclables y compostables.

RESIDUOS MEZCLADOS Todos los residuos sin alternativa de valorización, por ejemplo: papel higiénico, paños húmedos, pañales, toallas de mano, toallas sanitarias, cerámicas, huesos, material de barrido, colillas de cigarrillos y todas las fracciones de residuos que no se pueda o se decida no clasificar.

RESIDUOS RECICLABLES Todos los materiales que pueden ser valorizados en la actualidad en Montevideo y cuya mezcla no compromete la posibilidad de clasificación secundaria y su posterior valorización, por ejemplo: papel, cartón, vidrio (botellas y frascos), plásticos (botellas, bolsas, tapas, envases), metales (latas, tapas), textiles (ropa, trapos), madera (palos, tablas, cajas), cuero (ropa, accesorios) y envases compuestos (cajas de jugo, leche, vino o alimentos, envases metalizados).

RESIDUOS COMPOSTABLES Restos de frutas y verduras, cáscaras, yerba, café e infusiones, residuos de procesos de fermentación de bebidas, pasto cortado, restos de podas, restos de plantas verdes, ramas (chipeadas y trituradas), hojas y flores frescas.

¿CÓMO CLASIFICAR LOS RESIDUOS EN CASA? 

Clasificar los residuos en casa es muy sencillo. Sólo debés contar con recipientes distintos, uno en el que deposites los residuos reciclables y otro para los mezclados. Hay muchos residuos que son reciclables en la actualidad y otros que tal vez puedan serlo en el futuro. Por eso es importante prestar atención a las campañas y te informes periódicamente sobre qué materiales se están reciclando en Uruguay.

tiposresiduos.jpg



Para que los residuos reciclables puedan transportarse y recuperarse correctamente es importante que los dispongas cumpliendo con algunos pasos sencillos: Deben estar limpios, sin restos de comida. Deben estar secos. Deben estar lo más compactos posibles. Si podés, retirá la tapa, pisá la botella y doblá el cartón. De esa manera queda más espacio para que otras personas también utilicen los contenedores especiales. A su vez, esto ayuda a realizar menos cantidad de viajes, aprovechando mejor la capacidad de carga de los camiones y, en consecuencia, gastando menos combustible.

¿QUÉ HAGO CON LA BOLSA DE RECICLABLES?

Los residuos reciclables debés llevarlos a los contenedores dispuestos en la puerta de supermercados y grandes superficies que son específicos para este tipo de materiales o a los contenedores para reciclables del Municipio B.

Los residuos mezclados deben ser depositados en los contenedores de la vía pública. Es muy importante que nunca los dejes en los recipientes que son para materiales reciclables. El contacto entre mezclados y reciclables puede hacer que estos últimos queden inutilizables y de esa manera estarías desperdiciando el esfuerzo que hicieron tus vecinas y vecinos en separarlos y llevarlos donde corresponde.

Podés encontrar las ubicaciones de todos estos contenedores en montevideo.gub.uy/reciclaje y en la aplicación ¿Dónde reciclo? disponible para iOS y Android.

¿A DÓNDE VAN NUESTROS RESIDUOS? 

PLANTAS DE CLASIFICACIÓN En Montevideo existen cuatro plantas de clasificación a las que llegan los residuos clasificados y depositados en las puertas de supermercados y grandes superficies o en los contenedores específicos del Municipio B, edificios y complejos habitacionales. Las plantas separan por tipo, y en algunos casos por color, los materiales que llegan, los compactan y los venden a la industria local para que continúe el proceso de reciclaje. Los clasificadores y clasificadoras que trabajan en estos espacios antes realizaban su tarea en la calle sin ningún tipo de seguridad, mientras que ahora cuentan con un empleo formal y con la posibilidad de continuar sus estudios en el marco del programa educativo que existe en las plantas.

SITIO DE DISPOSICIÓN FINAL DE RESIDUOS 

Los residuos que depositamos en los contenedores comunes de la vía pública tienen otro destino: el Sitio de Disposición Final de Residuos de Montevideo, también conocido como Relleno Sanitario de Felipe Cardoso. El relleno sanitario es una forma de disposición final de residuos sólidos urbanos en la tierra a través de su confinamiento en capas cubiertas con materia inerte, generalmente tierra, según normas operacionales específicas que permiten evitar daños o riesgos para la salud pública y la seguridad. Además, esta forma de disposición permite prevenir la contaminación por lixiviado de las aguas superficiales y subterráneas así como captar el metano y quemarlo en forma controlada. Antiguamente los desechos se disponían a cielo abierto sin ningún tratamiento, lo que generaba olores desagradables y el desprendimiento de sustancias peligrosas para la salud y el ambiente. Además era común la práctica de quemar basura. Estas dificultades fueron solucionadas con el relleno sanitario actual.


residuos-finales.jpg



Debemos tomar conciencia sobre este tema, colaborar desde el lugar que cada uno puede, sin pensar que "es sólo un papel", "es solo una pajita", "tiro la bolsa afuera porque si hay otras afuera debe estar lleno" ... el cambio debe comenzar por uno mismo. No es tarea de una sola parte, es una tarea que involucra a toda la población, al gobierno y a los involucrados directamente en la propia tarea. Las acciones se suman, un granito de arena suma, todo suma!

Desde nuestro humilde lugar agradecemos a las personas que valoran y generan cambios para su hogar, porque siempre impacta de forma positiva en el "afuera"




Publicar comentario